¿Qué remache me conviene usar?

PFGopa nota remaches tipos y usos

¿Qué remache me conviene usar?

Los remaches son herramientas de fijación de gran utilidad para diferentes industrias. Aunque su aplicación es eficiente para muchas empresas, su funcionamiento depende del buen uso que se les de.  

Para saber qué remache poder utilizar en tu lugar de trabajo, hay dos cosas esenciales que hay que considerar primero: el tipo de remache necesario y el tamaño del remache. 

 

Tipos de remaches:

  1. De acero: Si buscas remaches resistentes y para una fijación fuerte, los remaches de acero inoxidable son tu mejor opción. Normalmente superan la vida útil de los materiales que ayudan a unir y duran mucho tiempo proporcionando una fijación fuerte. 

 

  1. Impermeables: Si lo que necesitas son remaches que funcionen en ambientes húmedos, o difíciles de tratar, lo mejor es recurrir a los remaches impermeables. Estos remaches garantizan que no se produzcan fugas en los materiales fijados. 

 

  1. De alto rendimiento / Estándar: Si en cambio necesitas remaches que se adapten a cualquier tipo de ambiente o función, los remaches de alto rendimiento, o los remaches estándar, son una buena opción. Ambos tipos de remaches suelen ser muy variados y útiles para situaciones variadas sin dejar de lado la fijación fuerte. 

 

Por otro lado, para encontrar el tamaño ideal de tus remaches, lo principal es medir su rango de fijación o sujeción. Es decir, el grosor total de los materiales a unir o remachar. 

De igual forma, es necesario entender que en cuanto más grande sea el diámetro del remache más fuerte va a ser la fijación.

 

También te puede interesar: Tipo de remaches más comunes