Remaches vs Tornillos y Tuercas

PFGopa nota remaches tipos y usos

Remaches vs Tornillos y Tuercas

Existen en el mercado una gran variedad de elementos de fijación para diferentes industrias. Desde tornillos y tuercas, hasta remaches y roblones, los sistemas de fijación pueden variar.

Dos de los más importantes, son los tornillos y los remaches y aquí te decimos cuáles son sus diferencias.

LOS REMACHES

Se puede considerar a los remaches como pasadores de metal que sirven para llevar a cabo una unión entre dos piezas. Es un elemento de fijación formado por un cilindro, conocido como vástago, con una cabeza en uno de sus extremos. Un aspecto importante de los remaches, es que permiten unir dos piezas que pueden o no ser fabricadas con el mismo material.

Las uniones reforzadas con remaches son permanentes y se realizan utilizando una herramienta especial conocida como remachadora.

La principal ventaja del uso de remaches es la fijación permanente de las piezas en las que se aplica. También tiene otras ventajas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • El proceso de remachado es considerablemente más barato que otros métodos de unión.
  • Los remaches se pueden aplicar a dos o más piezas y no tienen que ser necesariamente del mismo material.
  • El remachado es un proceso que fácilmente se puede automatizar.
  • Se puede aplicar cuando sólo se tiene acceso a la cara externa de las piezas, lo que se conoce como unión ciega.

LOS TORNILLOS Y TUERCAS

Los pernos y tornillos son sujetadores necesarios para colocar objetos y/o mantenerlos temporalmente juntos. Para introducirlos o sacarlos, es necesario aplicar una fuerza de torsión en su cabeza con la llave adecuada o con un destornillador; también se pueden introducir agujeros roscados a su medida, o atravesar las piezas y acoplarse a una tuerca.

Los pernos y tornillos son sujetadores mecánicos, utilizados en la construcción y manufactura, necesarios para colocar objetos y/o mantenerlos temporalmente juntos. El uso de tuercas o puntos de soldadura suelen ser una buena opción de métodos de unión, para uniones que no necesitan mucha fuerza.

La principal ventaja del uso de tornillos y tuercas, radica en su facilidad de colocación. Además, tienen otras ventajas como:

  • Están hechos de distintos materiales.
  • Son muy fáciles de aplicar.
  • Funcionan en diferentes superficies y materiales.

En conclusión, los tornillos y tuercas son elementos de fijación útiles en aplicaciones cotidianas, para usarse en casa o en fijaciones sencillas, mientras que los remaches son necesarios para uniones más fuertes, como en las industrias ferroviaria, automotriz, solar, etc.

 

También te puede interesar: ¿Necesito usar remaches?